Papisas al vaticano en protesta silenciosa

Alejandro Jodorowsky convoca a un acto de psicomagia social para instituir el 7 de mayo como día de las papisas y “que pretende comenzar a equilibrar el papel de hombres y mujeres en la espiritualidad humana“.

El acto “consiste en que el mayor número de mujeres posible, visite en silencio, con religioso respeto el Vaticano, vestidas de Papisa, dará una sanadora lección al mundo y con todo seguridad será bendecido por Dios y por todas las generaciones de niñas que vendrán y podrán crecer sin que la sociedad en la que viven las desvalorice.

Referencias, reflexiones y detalles de la convocatoria (que parece tener eco en otras ciudades del mundo, incluidas algunas mexicanas) en Plano Creativo y en la web del Acto que incluye propuestas de vestimenta.

Unas cuantas narrativas para inspirar tu mundo distópico

Acostumbradas como estamos al tejemaneje de la vida cotidiana resulta común que el sentido se nuble con no pocos alaridos desestabilizadores de la fé y el encanto. Pero sigue siendo poco frente a la premonición declarada que bien entona la canción de R.E.M

It’s the end of the world as we know it ♪♫ It’s the end of the world as we know it ♪♫ I feel fine ♪♫

Via Meneame, me sumo a la glosa que Fronterasblog publica sobre 10 novelas que  “describen el final de nuestra civilización tal y como la conocemos“, son novelas

“post apocalípticas y distópicas, que cuentan la Historia de un mundo que ya no es el nuestro, arrasado por la guerra nuclear, las plagas, el hambre y las revistas del corazón”

Indigesta de la industria cultural: La cena del miedo

Lo que pasa es que algunos nos preguntamos cómo podemos vivir los trabajadores de la cultura de nuestro trabajo pero añadiendo (entre otras muchas cosas): en un mundo que es y será infinitamente copiable y reproducible (¡viva!) (…)Lo que hay aquí es una élite que está perdiendo el monopolio de la palabra y de la configuración de la realidad. Y sus discursos traducen una mezcla de disgusto y rabia hacia esos actores desconocidos que entran en escena y desbaratan lo que estaba atado y bien atado. Ay, qué cómodas eran las cosas cuando no había más que audiencias sometidas. Pero ahora los públicos se rebelan: hablan, escriben, se manifiestan, intervienen, abuchean, pitan, boicotean, silban. (…) Tienen miedo a la Red

vía La cena del miedo (mi reunión con la ministra González Sinde) – Acuarela Libros.

Dos veces un centenar de patrias estériles

via la línea de tiempo de wendirios y al respecto del cacareado Bicentenario en México:

El Estado mexicano ha sido particularmente exitoso en la instrumentación y esterilización histórica (digamos, la pasteurización) de las víctimas y los derrotados. Cuauhtémoc y no Cortés aparece como el macho originario de la nación (…) la conmemoración consiste en erigir el simulacro de comunidad sobre la conjura del fantasma de la violencia pasada, pues la dominación se ha construido, quizá con mayor eficacia que en ningún otro régimen al norte o al sur, sobre la distorsión de los reclamos de las víctimas para convertirlas en ideología dominante. “Para qué infierno si tenemos patria” decía en un cartel de la artista Minerva Cuevas

en: Fantasmas Pasteurizados, de Cuauhtemoc Medina