De monarcas castillos, honores y censuras digitales

En 1502 dictaminaba Isabel ‘la Católica‘, reina de Castilla (nuestra madre patria, no olvidéis): “Mandamos y defendemos que ningún librero ni impresor de moldes ni mercaderes, ni factor de los susodichos, no sea osado de hacer imprimir de molde de aquí adelante por via directa ni indirecta ningún libro de ninguna facultada o lectura, o obra, que sea pequeña o grande, en latín ni en romance, sin que primeramente tenga para ello nuestra licencia y especial mandado.”

Cientos de años después, las políticas de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), comprueban que el sentimiento monárquico se recicla a pesar del rechazo a sus formas mas “sutiles” (otro de mis adjetivos incómodos), como la nefasta “Ley de Servicios de la Sociedad de la Información” con la que ahora se mantiene en vilo  a la página web del proyecto Alasbarricadas.org  por dañar el “honor” (sic) del tal Ramoncín, el decadente símbolo monárquico remasterizado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s